Denunciando al mal

No importa si no tienes una placa, tú tienes el poder para cuidar la ciudad del crimen organizado. No importa si no puedes infraccionar coches, mientras traigas contigo una cámara puedes denunciar los problemas públicos que aquejan nuestra sociedad, desde las personas estacionadas en la rampa para discapacitados, hasta el policía de seguridad pública que detiene coches para intentar infraccionarlos ilegalmente.

Estas personas son gente como tú y como yo que cuidan las calles sin darse cuenta, que patrullan las calles sin patrulla, por lo que su único pago es el sentimiento de haber hecho lo correcto (lo siento chicos, no habrá dinero para ustedes).

Sin embargo, la gente que se encuentra en esta página son auténticos héroes que no usan capa ni ropa interior de fuera, son personas que desean cuidar a las personas. Se han vuelto los defensores del desvalido, los vigilantes de los que nos vigilan.

 

Si tú tienes una historia que contar o quieres denunciar a una persona que ha hecho alguna labor indebida o alguna acción digna de ser reconocida, por favor manda tu historia a la sección de denuncias públicas. Dentro de poco será revisada y si es digna de mención, podrás verla en este sitio muy pronto.

Cuidar la ciudad no depende de los policías, depende de todos nosotros.

 

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment